Historia de una sanación

Escuché hablar de Constelaciones Familiares hace como 15 años en mi país de origen, nunca había tenido la oportunidad de asistir a una; sin embargo se presentaban en mi vida otro tipo de talleres, siempre en la búsqueda de respuestas, de comprender situaciones en mi vida, que se repetían sin saber qué era lo que estaba haciendo mal, tratando de entender mis emociones. Emigré, y viví situaciones cada vez más complicadas, me recuperaba con las herramientas que adquirí; me llegaban miles de mensajes del Universo, pero no encontraba a dónde acudir, y sentía que las “herramientas” que tenía para vivir ya no eran suficientes.

Enfermé de cáncer de mama, eso fue para mi una gran llamada de atención. Además tenía problemas de trabajo, y encima tenía que mudarme, todo esto en pleno proceso de quimioterapia. Una amiga me hablo de un grupo que trabajaba las Constelaciones. Pensé: Dios me esta dando esta oportunidad, adelante!! Seguro que algo positivo saldría de todo esto.

Sabía que la enfermedad que tenía,estaba relacionada con mis bloqueos, estaba cansada , confundida, triste, así que sin pensarlo mucho, sin cabello, sin dinero y sin empleo fui  a mi primer taller.

A partir de ese momento  vi una luz que me ayudó a hacer conscientes con el tiempo y constelándome , todos los bloqueos y cargas que llevaba, que no eran mías.  Descubrí que no ocupaba mi lugar de hija mayor, si no que ocupaba el lugar de mis padres. Descubrí que la pareja no podía  entrar en mi vida, porque ocupaba el lugar del hombre, descubrí que tenía que aceptar toda la femineidad de las mujeres de mi rama femenina para poder ocupar mi lugar de mujer, descubrí que mis problemas de dinero y éxito profesional tenían que ver con mis padres, descubrí, descubrí, descubrí, y no he dejado de descubrir, de entender y de sanar.!!!!!

Cuando me preguntan qué son las Constelaciones Familiares, digo: es difícil explicar, hay que vivirlas!!!!

Sigo en la búsqueda, pero ahora he ido colocando en su lugar lo que no estaba en su sitio….